Coronavirus asi se contagia en el aire; Un salón, un bar y una clase. Los interiores son más peligrosos, pero es posible minimizar los riesgos si se ponen en juego todas las medidas disponibles para combatir el contagio por aerosoles. Estas son las p...

Sep 22, 21
Coronavirus asi se contagia en el aire; Un salón, un bar y una clase.   Los interiores son más peligrosos, pero es posible minimizar los riesgos si se ponen en juego todas las medidas disponibles para combatir el contagio por aerosoles. Estas son las p...

 

100% de acuerdo,

Si no se hubieran tragado esa información que era prácticamente implícita, pero nos pusieron a tirarnos cloro encima, incluido niños, la locura de geles hidroalcoholicos hasta en la sopa. Al final #Vacuna, ventilación, mascarilla y distancia muy, pero muy por encima de los 2 metros (1.5 metros se quedan cortos). #DrRamonReyesMD


"Si se hubiera hablado de aerosoles desde el principio igual no estábamos en una pandemia"

El zaragozano José Luis Jiménez, catedrático de Ciencias Ambientales y Química en la Universidad de Colorado, es uno de los mayores expertos en este campo y lleva meses alertando de la importancia de la transmisión del virus por el aire, algo que finalmente se ha confirmado.






by El pais

Estas son las probabilidades de infección en estos tres escenarios cotidianos dependiendo de la ventilación, las mascarillas y la duración del encuentro


En una casa se reúnen seis personas, una de ellas contagiada. El 31% de los brotes conocidos en España se dan en este tipo de reuniones sociales, sobre todo en encuentros con familiares y amigos.



Un salón, un bar y una clase: así contagia el coronavirus en el aire

Los interiores son más peligrosos, pero es posible minimizar los riesgos si se ponen en juego todas las medidas disponibles para combatir el contagio por aerosoles.



Independientemente de la distancia, si pasaran cuatro horas (4 h) sin mascarillas ni ventilación y hablando en voz alta, se contagiarían las otras cinco personas (según el modelo científico explicado en la metodología).


En caso de usar mascarillas, ese riesgo se reduciría a cuatro contagios. Las mascarillas por si solas no evitan los contagios si la exposición es muy prolongada.


El peligro de infección se reduce por debajo de una persona contagiada cuando el grupo usa las mascarillas, acorta la duración del encuentro a la mitad y además ventila.


La covid se contagia por el aire, sobre todo en interiores. No es tan infecciosa como el sarampión, pero los científicos reconocen ya abiertamente el papel que desempeña en la pandemia el contagio por aerosoles, minúsculas partículas contagiosas que exhala un enfermo y quedan suspendidas en el aire en ambientes cerrados. ¿Cómo funciona este modo de contagio? Y sobre todo, ¿cómo podemos atajarlo?

En estos momentos, las autoridades sanitarias reconocen tres modos de contagio de la covid. Las gotas que expulsan los contagiados al hablar o toser, que acaban en los ojos, boca o nariz del infectado. Las superficies contaminadas, aunque los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE UU (CDC) indican que este caso es el menos probable y el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades advierte de que no se ha descrito ni un solo contagio por esa vía. Y por último, la infección por aerosoles, cuando se respiran estas partículas infecciosas invisibles que exhala una persona enferma y que se comportan como el humo al salir de su boca. Sin ventilación, quedan en suspensión y se condensan en la sala a medida que pasa el tiempo.



Sin ventilación, los aerosoles quedan en suspensión y se condensan en la sala a medida que pasa el tiempo

Al gritar emitimos unas 50 veces más partículas respiratorias que en silencio


En el peor de los escenarios (gritar o cantar una hora en un espacio cerrado) una persona con covid liberaría 1.500 dosis infecciosas.


Vídeos: Luis Almodóvar


En este bar se ha reducido el aforo a la mitad, con 15 personas consumiendo y tres empleados. Las puertas están cerradas y no hay ventilación mecánica.

En primavera, las autoridades sanitarias obviaron esta vía de contagio, pero recientes publicaciones científicas han forzado a la Organización Mundial de la Salud o los CDC a reconocer este riesgo. Un artículo en Science habla de evidencias “abrumadoras” y los CDC señalan que “bajo ciertas condiciones, personas con covid-19 podrían haber infectado a otras que se encontraban a más de dos metros de distancia. Estas transmisiones ocurrieron dentro de espacios cerrados con ventilación inadecuada. En ocasiones, la persona infectada respiraba con intensidad, por ejemplo al cantar o ejercitarse”.

Un bar o restaurante

Los brotes en eventos, locales y establecimientos como bares y restaurantes suponen una parte importante de los contagios del ámbito social. Sobre todo, son los más explosivos: cada brote en una discoteca supone una media de 27 personas infectadas, frente a solo 6 contagios en las reuniones familiares, como la que se mostraba al principio. Como ejemplo de lo que puede ser uno de estos supercontagios, tenemos lo sucedido en una discoteca cordobesa, con 73 infectados tras una noche de fiesta. O el contagio de 12 clientes en un bar de Vietnam, recién analizado por los científicos.


En el peor de los casos, sin tomar ninguna medida, pasadas cuatro horas se infectan 14 clientes.


Si usaran permanentemente las mascarillas, esa probabilidad cae hasta los 8 contagios.

Al ventilar el local, que se puede realizar con buenos equipos de acondicionamiento del aire, y si se acorta el rato que pasan en el bar, la probabilidad de contagio se desploma hasta apenas una única persona.


El colegio

Los centros educativos solo suponen el 6% de los brotes recogidos por Sanidad. Las dinámicas de contagio por aerosoles en el aula son muy distintas si el paciente cero es alumno o docente. El profesorado habla mucho más tiempo, elevando la voz para ser escuchado, lo que multiplica la expulsión de partículas potencialmente contagiosas. En comparación, un posible escolar enfermo habla muy esporádicamente. El Gobierno español ya ha recomendado, con una guía del CSIC, que se aireen las aulas aunque suponga molestias de frío o que se usen equipos de ventilación.

La situación más peligrosa se daría en un aula sin ventilación en la que la persona infectada fuera el profesor (paciente 0).


Si pasaran dos horas de clase con un docente enfermo, sin tomar ninguna medida contra los aerosoles, la probabilidad de contagio alcanzaría hasta a 12 alumnos.
Si todos llevaran mascarillas, solo 5 se podrían contagiar. En brotes reales se ha observado que la distribución de los contagios es aleatoria, ya que los aerosoles se acumulan y distribuyen por toda la sala sin ventilar.


Si además se ventila durante la lección (de forma natural o mecánica) y se para después de una hora para renovar completamente el aire, el riesgo se desploma.


https://elpais.com/ciencia/2020-10-24/un-salon-un-bar-y-una-clase-asi-contagia-el-coronavirus-en-el-aire.html



DESCUBREN CORONAVIRUS FLOTANDO EN EL AIRE A 5 METROS DE DISTANCIA DE ENFERMOS


Es la primera evidencia de que los aerosoles de coronavirus que flotan a distancia pueden mantener su capacidad para infectar a otras personas.

Aunque mantener un distanciamiento social de dos metros se convirtió en una regla conocida por todo el mundo desde el principio de la pandemia, es probable que no sea suficiente para evitar más contagios de COVID–19.

Los resultados preliminares de un nuevo estudio llevado a cabo en el Hospital de la Universidad de Florida confirman que los enfermos de coronavirus expulsan aerosoles que pueden viajar en el aire hasta 5 metros de distancia y poseen el material genético para provocar una nueva infección.

El estudio recolectó distintas muestras de aire en la habitación de dos pacientes con COVID–19 ubicadas de 2 a 4.8 metros de distancia de los enfermos. 

Posteriormente, las muestras fueron cultivadas en un laboratorio para confirmar la presencia de estos aerosoles y sobre todo, para averiguar si los virus mantenían su capacidad para infectar células y reproducirse.


Después de las pruebas, los científicos hallaron un máximo de 74 partículas virales por litro de aire y aunque se desconoce el nivel de partículas necesario para infectar a alguien, confirmaron que el material genético de estos aerosoles puede ser inhalado y contagiar a otras personas:

“Los pacientes con manifestaciones respiratorias de COVID-19 producen aerosoles en ausencia de procedimientos que generen aerosoles que contengan SARS-CoV-2 viable, y estos aerosoles pueden servir como fuente de transmisión del virus”, concluye el estudio.

Los resultados previos de esta investigación (que aún no ha sido publicada ni revisada por pares) se suman a la evidencia de que la transmisión aérea del coronavirus es altamente probable, un escenario que la Organización Mundial de la Salud se ha resistido a aceptar desde hace poco más de un mes, cuando surgieron los primeros estudios al respecto.

A principios de julio, un grupo de 239 científicos de todo el mundo firmaron una carta abierta dirigida a la OMS, exigiendo al organismo tomar en cuenta la hipótesis de la transmisión aérea como una vía de contagio de COVID–19.

La discusión principal está en si estos aerosoles de coronavirus, que viajan muchos más metros que las gotículas más grandes, tienen el suficiente material genético del virus para seguir siendo infeccioso, una confirmación que de probarse, cambiaría lo que suponemos sobre las vías de transmisión de COVID–19.

Estos aerosoles son mucho más pequeños que las gotículas que caen al piso tras hablar, estornudar o toser y que por su peso, no pueden viajar a más de 2 metros de distancia.

Desde entonces, la OMS revisó la evidencia y anunció la preparación de un informe al respecto; sin embargo, un par de días más tarde, el organismo se limitó a cambiar sutilmente su página de información sobre las vías de transmisión del virus y aunque aceptó la existencia de aerosoles, negó la posibilidad de que estos contengan ARN, el material genético del virus:

“Es importante tener en cuenta que la detección de ARN mediante reacción en cadena de la polimerasa en muestras ambientales no significa que estas contengan virus vivos que se puedan contagiar”, explicó la OMS.

Los resultados del estudio podrían modificar estos lineamientos, ante la evidencia de que no sólo es posible encontrar aerosoles en ausencia de procedimientos médicos que los produzcan, también de que el material genético del virus tiene potencial para contagiar a más personas.


https://www.muyinteresante.com.mx/ciencia-y-tecnologia/descubren-coronavirus-flotando-en-el-aire-a-5-metros-de-distancia-de-un-enfermo/



Leave a Comment

Like articles like this one?

Join our Email List and get the latest TCCC/TECC/TEMS news bulletins, articles, product releases, and more!

Free Delivery

On all orders over $99 within CONUS and to APO/FPO

Easy Returns

We're here to help! Satisfaction Guaranteed

Knowledgeable Staff

Ready to assist you at a moment's notice

Safe& Secure Checkout

World’s most advanced and secure website encryption.