Welcome to our store!

New collections added on a weekly basis!

FREE SHIPPING

for all orders over $99.99 within CONUS

Ataque nuclear: lo que deben saber los médicos de urgencias que trabajan en el servicio de urgencias

Andrea G. Tenner, MD |

ataque nuclear ¿Alguna vez te has preguntado qué pasaría si estuvieras trabajando en el departamento de emergencias (DE) cuando ocurre un ataque nuclear? Todos hemos tenido preguntas en juntas o exámenes internos sobre el efecto a largo plazo de la exposición a la radiación, pero ¿sabrías qué HACER REALMENTE si ocurriera un ataque nuclear? ¿Qué haces en los primeros minutos? ¿Las primeras horas? Sabemos que si se encuentra en las inmediaciones de la bomba, no hay mucho que pueda hacer. ¿Pero qué pasa si estás a 5 millas de distancia? ¿O 10 millas?

Si busca información sobre ataques nucleares, no hay grandes recursos resumidos sobre qué hacer inmediatamente después si se encuentra en el servicio de urgencias. Para brindarle esto en un formato fácilmente digerible, hemos dividido esta publicación en algunas áreas temáticas: Esta publicación de blog cubrirá (1) lo que sucede físicamente en un ataque nuclear y (2) lo que esto significa en el servicio de urgencias. .

1. ¿Qué sucede en un ataque nuclear?

Crédito de la foto de Gizmodo.com.

La respuesta es que depende de la potencia de la bomba (megatones). La bomba que impactó en Hiroshima fue de 15 kilotones (kT), y la bomba más grande detonada hasta la fecha fue la Tsar Bomba, de 50 megatones (mT), lo que equivale a 3.333 bombas de Hiroshima.

Hay 2 fases de ataque con arma nuclear:

Fase 1: Efectos directos de la explosión

Cuando una bomba nuclear explota en tierra, básicamente vaporiza todo lo que se encuentre dentro de un radio determinado, dependiendo del tamaño de la bomba. Estas partículas vaporizadas forman la característica nube en forma de hongo. Si estás en la zona cero, no podrás hacer nada y la muerte será rápida. ¿Pero qué pasa si no estás en el camino directo sino cerca de él? Las bombas nucleares todavía pueden tener efectos adversos a kilómetros de distancia. Para comprender estos efectos, debemos comprender qué hacen realmente las bombas nucleares.

Los 5 principales efectos iniciales de una bomba nuclear son:

  1. Radiación : tras una explosión se emiten rayos gamma altamente penetrantes. Esto se conoce como radiación nuclear inicial. 1 Estos rayos gamma se emiten como una dosis única que se desplaza pero no persiste en el medio ambiente. Existe el riesgo de exposición continua a la radiación, pero eso se debe a la presencia de partículas radiactivas procedentes de la lluvia radiactiva y no a la dosis de radiación inicial. Además, la radiación infrarroja también puede provocar quemaduras, ya que la piel expuesta absorbe la radiación infrarroja. Esto puede ocurrir a temperaturas más bajas que las que provocarían que la ropa se incendiara. 2
  2. Fuego : a medida que se produce la explosión, el rápido aumento de temperatura y presión provoca la formación de una enorme bola de fuego. 1
  3. Onda de choque : se forma un frente de onda de presión que se aleja radialmente del lugar de la explosión y causa daños por la propia "sobreexplosión" (cambio de presión) y fuertes vientos que pueden transportar proyectiles. 1,3
  4. Ceguera repentina : la energía liberada como luz de la radiación térmica llega a los ojos de los espectadores. El cambio brusco en la intensidad de la luz puede provocar ceguera temporal o permanente. 1
  5. Pulso electromagnético (EMP) : un EMP es una ráfaga de radiación electromagnética que puede apagar una amplia variedad de dispositivos electrónicos, incluidos teléfonos celulares, computadoras y generadores de energía. Esto puede provocar cortes de energía generalizados, dificultades de comunicación, mal funcionamiento de los equipos médicos, problemas de refrigeración y falta de iluminación artificial. 4

Fase 2: consecuencias

Esta es una complicación única de un ataque nuclear. La lluvia radiactiva se produce cuando todas las partículas radiactivas que se vaporizaron en la explosión inicial y quedaron en el aire se fusionan y caen de nuevo a la tierra, ya sea en forma de polvo o en forma de lluvia negra. 1 El mayor problema con la lluvia radiactiva es que las propias partículas son radiactivas y, por lo tanto, emiten radiación continuamente. Entonces, si inhala partículas o le mancha la ropa con polvo y no lo limpia, ahora lleva consigo partículas que emiten radiación. Parte de esta radiación es bloqueada por la piel o la ropa, pero puede causar exposición y daños importantes una vez ingerida o inhalada. Además, estas partículas pueden contener MUCHA radiación. Puede recibir una dosis letal con una cantidad muy pequeña de lluvia radiactiva.

Un peligro adicional de la lluvia radiactiva es que las partículas son transportadas por vientos atmosféricos superiores que se mueven rápidamente, que pueden viajar en una dirección completamente diferente a la de los vientos más cercanos al suelo (los que podemos sentir). Por lo tanto, puede resultar muy difícil, especialmente en las primeras horas del ataque, predecir hacia dónde se dirigirán las consecuencias. Los efectos resultantes son:

  1. Las partículas más pesadas y altamente radiactivas pueden comenzar a caer en cuestión de minutos. Esto significa que debes buscar refugio rápidamente.
  2. Incluso aquellos que están bastante lejos de la explosión necesitan buscar refugio rápidamente porque las partículas pueden ser transportadas a distancias significativas.

Debe planificar llegar a un refugio entre 5 y 30 minutos después de la explosión inicial. Cuanto más rápido, mejor. Además, como las superficies exteriores pueden estar cubiertas de lluvia altamente radiactiva, una vez que encuentre refugio, debe permanecer allí durante al menos 24 a 48 horas (y a veces más). Tomará algún tiempo para que
proceso de desintegración radiactiva para reducir los niveles de radiación a un rango seguro. Lamentablemente, los elevados niveles de radiación impiden la entrada al lugar de los equipos de asistencia especializados.

Si desea ver modelos de cómo viaja la lluvia radiactiva, NukeMap le permite ver los efectos de bombas de varios tamaños en varios lugares. A continuación se muestra un ejemplo de una detonación de 150 kt (la ojiva nuclear más grande que, según se rumorea, fue probada por Corea del Norte en 2017) en San Francisco. Las consecuencias se extienden más allá de Sacramento.


Imagen creada con NukeMap


2. ¿Qué significa esto en el servicio de urgencias?

Si se encuentra en el servicio de urgencias, tenga en cuenta que tendrá que arreglárselas solo durante al menos 48 horas. Incluso si se encuentra contra el viento por la lluvia radiactiva (y por lo tanto no se ve directamente afectado), no sabrá este hecho antes de necesitar encontrar refugio para evitar una dosis de radiación potencialmente letal. Y, debido a los sistemas de comunicaciones caídos debido a un posible EMP, es posible que no pueda determinar esa información hasta que un equipo de respuesta pueda venir físicamente y decírselo.

Entonces, ¿qué haces si estás en el servicio de urgencias y ocurre una explosión nuclear cerca? Tienes que asumir que, si puedes ver/sentir la explosión, estás en una zona de peligro y debes actuar apropiadamente.

Algunas de sus consideraciones inmediatas mientras esté en el servicio de urgencias deberían ser:

[caja]

  1. ¿Cuál es el lugar más seguro al que ir y a cuántas personas podemos salvar?
  2. ¿Qué tipo de lesiones esperar y cómo prepararse para ellas?
  3. ¿Cómo podemos descontaminar para mantener nuestro refugio libre de radiación?
  4. ¿Qué otra logística se debe considerar en una respuesta de urgencias y cómo mitigar los daños?

[/caja]

1. Adónde ir

Desea poner la mayor cantidad de concreto posible entre usted y el exterior. Haga esto de inmediato, porque la lluvia radiactiva puede comenzar a llegar en menos de 5 minutos. El lugar más seguro para estar es un espacio subterráneo, como un sótano. Los siguientes mejores espacios son los pisos intermedios de un edificio de varios pisos. Ambas áreas son las más aisladas del aire exterior. 5,6 Si su hospital es un edificio grande, mayormente de concreto, en realidad es uno de los lugares más seguros en caso de un ataque nuclear. Intenta llegar al sótano rápidamente. Debido a que se trata de una situación de víctimas masivas, clasifique y concentre los recursos en aquellos que tenga más posibilidades de salvar. Una vez que esté en un refugio o lugar seguro, bloquee cualquier ventilación innecesaria, espacios debajo de puertas o ventanas u otras aberturas que puedan permitir la entrada de polvo contaminado.

Protección contra la radiación (Crédito de la imagen 6 )

2. Qué esperar

Inicialmente, lo más probable es que usted esté lidiando con un traumatismo típico de cualquier lesión por explosión. Esto incluye quemaduras, lesiones por vísceras huecas, lesiones penetrantes por metralla, caídas y ceguera repentina. También tendrá pacientes con diferentes niveles de exposición a la radiación, 3,7 pero los niveles de exposición serán difíciles de determinar en las primeras horas.

Aunque se puede predecir aproximadamente que los pacientes con náuseas y vómitos tempranos pueden tener niveles más letales, es importante que dosis no letales y etiologías alternativas (por ejemplo, malestar psicológico) puedan causar vómitos. 3,7 No utilice estos síntomas únicamente para clasificar a los pacientes en los primeros minutos u horas de un ataque nuclear. Implementar procesos estándar de clasificación de víctimas en masa.

3. Cómo descontaminar

La descontaminación debe realizarse fuera del espacio donde se refugia. 8–10 Usted y todos sus pacientes y personal tendrán que refugiarse en el lugar, por lo que es extremadamente importante que no contamine el espacio de su refugio. Priorizar la protección del trabajador sanitario y la adecuada descontaminación del paciente expuesto. 11

La descontaminación debe realizarse de la cabeza a los pies para evitar volver a contaminar las áreas descontaminadas. Cualquier agua de escorrentía se clasifica como residuo peligroso. 11 Se prefiere la descontaminación seca (quitar y contener la ropa) a la descontaminación húmeda (con una ducha o una manguera contra incendios). 7 La descontaminación en seco se debe lograr quitando con cuidado la ropa y cepillando suavemente los restos, teniendo cuidado de no inhalar ninguna partícula. Debido a que la autodescontaminación puede disminuir la contaminación de un paciente en más de ≥90%, haga que el paciente realice la descontaminación inicial por sí mismo. 3

4. Otra logística a considerar

  1. Sin electricidad: si un EMP interrumpe el suministro eléctrico, será difícil comunicarse con el mundo exterior para saber qué sucedió, si se encuentra en la zona de lluvia radiactiva y cuánto tiempo permanecer en el interior. En teoría, esto podría mitigarse si algunos equipos de comunicaciones se almacenan previamente en una jaula de Faraday, que es una caja metálica enrejada que distribuye radiación electromagnética alrededor de la jaula, protegiendo todos los componentes electrónicos del interior. 12
  2. Potabilidad del agua : Las tuberías de agua podrían dañarse durante la explosión, por lo que se podría perder presión de agua para lavabos y duchas. Además, es posible que esta agua haya estado expuesta a la lluvia radiactiva y no sea segura para su uso. Los líquidos intravenosos y los líquidos en recipientes sellados son seguros de usar. Utilice agua embotellada preferentemente para beber. Sin embargo, si se queda sin agua potable, es mejor beber agua contaminada y arriesgarse a tener problemas de salud en el futuro que enfrentar una deshidratación potencialmente mortal.

La línea de fondo

Si bien los efectos de un ataque nuclear pueden ser aterradores, el médico de urgencias que trabaja en el servicio de urgencias debe comprender los peligros inmediatos. El alojamiento temprano y la clasificación rápida son prioridades críticas y urgentes. En última instancia, la planificación temprana y la concientización pueden mejorar los resultados de los pacientes en tales desastres.

Lectura adicional

1.
Mosher D. Si una bomba nuclear explota cerca, he aquí por qué nunca deberías subirte a un automóvil. Business Insider. http://www.businessinsider.com/survive-nuclear-attack-fallout-shelter-cars-2017-5 . Publicado el 24 de mayo de 2017. Consultado el 26 de mayo de 2018.
2.
Instituto de, Altevogt B, Stroud C, Hanson S, Hanfling D, Gostin L. Orientación para establecer estándares de atención de crisis para su uso en situaciones de desastre: informe de una carta. Enero de 2009. [ PubMed ]
3.
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades Centro Nacional de Salud Ambiental División de Peligros Ambientales y Efectos para la Salud Subdivisión de Estudios de Radiación. Mesa redonda sobre comunicaciones hospitalarias en un evento radiológico con víctimas masivas [Pdf] . Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades; 2013:1-23. Mesa Redonda sobre Comunicaciones Hospitalarias en un Evento Radiológico con Víctimas Masivas. Comentarios, ideas y recomendaciones de los participantes: un informe resumido. Consultado el 26 de mayo de 2018.
1.
Glasstone S, Dolan P. Efectos de las armas nucleares . Departamento de Defensa de Estados Unidos; Departamento de Energía; 1977:1-634.
2.
B. Mickelson A. Consecuencias médicas de las armas radiológicas y nucleares . Departamento del Ejército; 2012.
3.
Agencia Federal para el Manejo de Emergencias. Guía de planificación para la respuesta a una detonación nuclear [PDF] . Agencia Federal para el Manejo de Emergencias; 2010:1-130. https://www.fema.gov/media-library-data/20130726-1821-25045-3023/planning_guidance_for_response_to_a_nuclear_detonation___2nd_edition_final.pdf . Consultado el 26 de mayo de 2018.
4.
Detonación nuclear: armas, dispositivos nucleares improvisados. Manejo médico de emergencias radiológicas. https://www.remm.nlm.gov/nuclearexplosion.htm . Publicado en 2018. Consultado el 26 de mayo de 2018.
5.
Ayudando a las ciudades a prepararse para un desastre. Biblioteca Nacional Lawrence Livermore. https://str.llnl.gov/april-2015/waters . Publicado en abril de 2015. Consultado el 26 de mayo de 2018.
6.
Buddemeier B, Dillon M. Factores clave de planificación de respuesta después del terrorismo nuclear [Pdf] . Centro Nacional Asesor de Liberaciones Atmosféricas; 2009:1-40. https://narac.llnl.gov/content/mods/publications/external-references/LLNL-TR-410067.pdf . Consultado el 26 de mayo de 2018.
7.
Hick J, Weinstock D, Coleman C, et al. Planificación del sistema de atención sanitaria y respuesta a una detonación nuclear. Preparación de salud pública para medicina en casos de desastre . 2011;5 Suplemento 1:S73-88. [ PubMed ]
8.
Waeckerle J. Planificación y respuesta ante desastres. N Inglés J Med . 1991;324(12):815-821. [ PubMed ]
9.
Manthous C, Jackson W. La invitación de la Comisión del 11 de septiembre a imaginar: un enfoque basado en la fisiopatología para la atención crítica de las víctimas de explosiones nucleares. Medicina de cuidados críticos . 2007;35(3):716-723. [ PubMed ]
10.
Auf der. La importancia de la planificación de desastres basada en evidencia. Ann Emerg Med . 2006;47(1):34-49. [ PubMed ]
11.
Holland M, Cawthon D. Equipos de protección personal y descontaminación de adultos y niños. Emerg Med Clin Norte Am . 2015;33(1):51-68. [ PubMed ]
12.
Hewett DP, Hewitt IJ. Condiciones de contorno homogeneizadas y efectos de resonancia en jaulas de Faraday. PAG . 2016;472(2189):20160062. doi: 10.1098/rspa.2016.0062

Información del autor

Andrea G. Tenner, MD

Andrea G. Tenner, MD

Profesor asistente | Director de becas de salud global
Codirector, Centro Colaborador de la OPS/OMS para Atención de Emergencias y Traumatología
Departamento de Medicina de Emergencia
Universidad de California San Francisco

La publicación Ataque nuclear: lo que deben saber los médicos de urgencias que trabajan en el servicio de urgencias apareció por primera vez en ALiEM .

Escribir un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios se tienen que aprobar antes de que se publiquen.