Your Cart ()
cload

GUARANTEED SAFE & SECURE CHECKOUT

Spend $99.99 to Unlock Free Shipping within CONUS.

Ketamina en bajas dosis Para Dolor Agudo en Emergencias: Bolo IV vs Infusión Lenta

By EMS Solutions International August 08, 2023 0 comments

Ketamina en bajas dosis Para Dolor Agudo en Emergencias: Bolo IV vs Infusión Lenta

Dr. Ramon Reyes, MD


Bajas Dosis de Ketamina Para Dolor Agudo en Emergencias: Bolo IV vs Infusión Lenta


KETAMINA PARA SUICIDAS:Nuestras dosis 0'5mg/kg                          

The effects of ketamine on suicidality across various formulations and study settings
Ketamine appears to be a promising option for self-harm and suicidal behaviors with good efficacy data and relatively low risk of safety concerns. Unanswered questions remain, such as the persistence of the antidepressant effects. Future studies are warranted to investigate whether the antisuicidal actions of ketamine are related to its antidepressant effects and whether there are other pharmacological targets involved in SIB.
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6322816/pdf/i2168-9709-9-1-48.pdf


June 6, 2017
Introducción:

El rol de la Ketamina en el servicio de emergencia se ha expandido en los últimos años. Los usos clínicos hacen fácil entender la razón, entre éstos la analgesia, amnesia y anestesia. Sorprendentemente, la Ketamina no solo reduce el dolor agudo, sino que también disminuye el dolor crónico y neuropático. Aún más importante, ha demostrado que el uso de dosis bajas de Ketamina (0.1-0.3 mg/kg IV) puede reducir el uso de opioides. Una de las mayores dificultades que se presentan con el bolo IV a bajas dosis de Ketamina son los efectos adversos, tales como sensación de irrealidad, nauseas/vómitos y mareo. Muchos proveedores médicos de emergencias han observado una disminución de los efectos adversos cuando se administró lentamente la Ketamina. En el artículo que se revisa hoy, los autores trataron de observar si aumentando la duración del bolo IV (3-5min) de Ketamina a infusión lenta (10-15min), se podía atenuar algunos de los efectos, manteniendo la eficacia analgésica.
Lo que hicieron:
A pacientes aleatorizados presentados en el servicio de emergencias con dolor abdominal, en flanco o musculesquelético con puntuación de ≥5 al ingreso, se les dio: Ketamina 0.3mg/kg en bolo IV (aproximadamente en 5 minutos) o infusión lenta (0.3mg/kg mezclado en 100mL solución salina por 15 minutos) usando un diseño doble ciego, tipo doble simulación (Ambos grupos tuvieron bolo IV e infusión).
Metodología:
Resultado principal: Eficiencia de segura a  los 5, 15, 30, 60, 90 y 120 minutos después de la administración.
  • Escala de clasificación de efectos secundarios de anestésicos disociativos (SERSDA): Mide la severidad de nueve efectos secundarios en una escala de 0-4 para cada efecto adverso. 0 = Ausente y 4 = efecto adverso presente e irritante.
  • La escala de Sedación-Agitación de Richmond (RASS): es una escala de -4.0 – 4.0. Siendo -4= profundamente sedado, 0 = alerta y calmado, y 4 = combativo.
Resultados secundarios:
  • Eficacia Analgésica a través de la Escala Numérica de Puntuación del Dolor (NRS): una escala de 0 – 10
  • Cambios en signos vitales
  • Necesidad de analgesia de rescate
Muestra:
  • Adultos de 18-65 años que se presentaron al servicio de emergencias.
  • Principal queja siendo dolor abdominal agudo, en flanco, espalda, consecuente a un trauma en tórax o de tipo musculoesquelético.
  • Intensidad ≥5 en la escala de clasificación numérica del dolor
  • Habilidad de proveer consentimiento a tratamiento
Exclusión de Muestra:
  • Embarazo
  • Lactancia
  • Alteración del estado de consciencia
  • Alergia a Ketamina
  • Peso <46kg o="">115kg46kg>
  • Signos vitales inestables (PAS<90 o="">180mmHg, Frecuencia cardíaca <50 o="">550lpm y frecuencia respiratoria <10 o="">30rpm)10>50>90>
  • Antecedente de lesión en cabeza u ojo reciente
  • Convulsión
  • Hipertensión intracraneana
  • Insuficiencia renal o hepática
  • Abuso de alcohol o drogas
  • Enfermedad psiquiátrica
  • Uso de analgésicos reciente (4hrs antes)
Resultados:
  • 48 pacientes incluidos en el estudio
Resultado Bolo IV (5 min) Infusión lenta (15min)
Tasa global de sensación de irrealidad en la escala SERSDA 92% 54%
Pacientes con efectos adversos molestos 46% 17%
Pacientes sin efectos adversos molestos 8% 54%
  • Media de Severidad del Sentimiento de la Irrealidad con SERDSA en 5 minutos
    • IVP: 3.0
    • SI: 0.0
    • P= 0.001
  • Media escala RASS a los 5 minutos
    • IVP: -2.0
    • SI: 0.0
    • P= 0.01
  • Disminución en puntuaciones medias de dolor desde línea base a 15 minutos
    • IVP: 5.2 +/- 3.53
    • SI: 5.75 +/- 3.48
(IVP: bolo IV, SI: infusión lenta)
  • No hubo una diferencia estadística respecto a los cambios en signos vitales o en la necesidad de medicación de rescate.
  • No hubo una diferencia estadística en la escala SERSDA para 8 de las variables medidas: cefalea, fatiga, mareo, audición, visión, cambio de humor, inquietud, alucinaciones
Tasas de efectos adversos de escala SERDSA:
Efecto adverso Bolo IV (5min) Infusión lenta (15min) P
Fatiga 1 (4.2%) 2 (8.3%) 0.55
Mareo 16 (66.7%) 18 (75%) 0.75
Cefalea 4 (16.7%) 4 (16.7%) 1.00
Irrealidad 22 (91.7%) 13 (54.2%) 0.008
Audición 0 0 NA
Visión 6 (25%) 9 (37.5%) 0.53
Cambio de humor 3 (12.5) 2 (8.3%) 0.64
Inquietud 6 (25%) 4 (16.7%) 0.72
Alucinación 2 (8.3%) 3 (12.5%) 0.64
Fortalezas:
  • Diseño doble ciego, tipo doble simulación: todos los participantes recibieron el placebo correspondiente con el fin de mantener a los pacientes y proveedores a ciegas.
  • Bolo IV de simulación o la infusión lenta fueron dados simultáneamente para mantener integridad del estudio.
  • Proveedores, pacientes y el equipo de investigación a cargo de la recolección de la información se mantuvieron desinformados respecto a la vía de medicación recibida
  • Sin diferencia en el dolor basal
Limitaciones:
  • Muestras a conveniencia: los pacientes no se inscribieron consecutivamente (solo de lunes a viernes 8 am – 8 pm)
  • Un solo centro de estudio
  • El pequeño tamaño de la muestra no permite la evaluación de la variación en los perfiles de seguridad de las dos vías de administración (significancia estadística) o para posibles diferencias en otra evaluación SERSDA de efectos adversos.
Discusión:
  • Si los pacientes necesitaban medicación extra para el dolor 30min después de la administración del fármaco en estudio, entonces 0.1mg/kg IV de morfina era ofrecido como analgésico de rescate.
  • Varios estudios han demostrado una correlación entre los efectos secundarios de dosis pequeñas de Ketamina con dosis rápidas de infusión. La razón farmacológica es que la lipofilia de la Ketamina le permite una rápida penetración de la barrera hematoencefálica y una rápida saturación de los receptores NMDA/glutamato.-       Exclusión de pacientes con lesión a nivel de cabeza/oído a pesar de la amplia evidencia que respalda que la Ketamina es segura en esta población
  • Los autores notaron que en su institución, 15 minutos de infusión y un bolo IV es facturado igual.
  • Una dificultad con la infusión lenta es la disponibilidad de una bomba de infusión, sin embargo los autores analizaron el colgar la infusión y mantenerla aproximadamente 15min, sin usar la bomba de infusión. Esto ahorra tanto el tiempo en ajustes de la bomba, como el problema que se vayan a acabar las bombas. Le enviamos un correo al autor principal Sergey Motov sobre esto y su respuesta fue la siguiente:
“En mi servicio de emergencias, no se usa bomba de infusión IV de manera rutinaria para infusiones corta de bajas dosis de Ketamina. Después de 6 años de hacerlo así, no ha habido mayor efecto secundario. Nuestros enfermeros y farmacéuticos están a gusto con el abordaje sin bomba al haber ajustar el flujo a un margen de tiempo de 15min. Además, limitamos la dosis máxima a 30 mg incluso si el peso de los pacientes superaba los 100kg, lo que brinda mayor seguridad/comodidad al personal. Esto solo se aplica a la infusión rápida. Para goteo continuo usamos bombas de infusión IV.
Conclusión del autor: “Bajas dosis de Ketamina dadas en infusión lenta se asocia a tasas significativamente más bajas de sensación de irrealidad y sedación, sin alguna diferencia en la eficiencia analgésica en comparación con el bolo IV.”
Relevancia clínica: Bajas dosis de Ketamina de 0.3mg/kg, mezclado en 100mL de solución salina dada en infusión lenta (15 minutos) ha disminuido el efecto adverso (alucinaciones o mareo) e igualado el perfil analgésico comparado con el bolo IV (5 minutos) de Ketamina a bajas dosis.
¿Cuál es la mejor manera de administrar bajas dosis IV de Ketamina para el dolor y minimizar efectos adversos? Respuesta:  0.3mg/kg IV de Ketamina en 100mL durante 15min (Motov S et al. AJEM 2017)
Link Original: R.E.B.E.L. EM
Autor: Salim Rezaie y Rob Bryant 
Traducción: Valeria Ordónez
Revisión: David Díaz Figueroa
Edición: Henrique Puls, MD
Bibliografía:
  1. Motov S et al. A Prospective Randomized, Double-Dummy Trial Comparing Intravenous Push Dose of Low Dose Ketamine to Short Infusion of Low Dose Ketamine for Treatment of Moderate to Severe Pain in the Emergency Department. AJEM 2017; S0735 – 6757(17): 30171 – 7.  PMID: 28283340
Para más información de este tema, visita esta revisión de Bryan Hayes en el PharmERToxGuy:
Cómo administrar baja dosis de Ketamina IV para el dolor en el Departamento de Emergencia.
Publicado por: Rob Bryant (Twitter: RobJBryant13)






Ketamine a safer option for agitated patients and providers

Takeaways and lessons for EMS providers in the wake of one agency’s ketamine administration PR nightmare
The recent media report about the use of ketamine in restrained patients contains a few poorly drawn implications and a couple of lessons for line personnel, resulting in a public relations nightmare for the EMS agency involved.
Ketamine is a selective NMDA receptor antagonist. It induces a trance-like mental state quickly. Ketamine has also been shown to help relieve pain and maintain sedation. Unlike many narcotics, ketamine has few clinical side effects, with some patients reporting disturbing sensations when reawakening. Because of its safety profile, ketamine has been effectively used to manage violent patients who pose a risk of physical harm to themselves or to the clinicians who are trying to help them.
Top Takeaways on managing patient, provider risk
Managing violent patients is a challenge under any circumstances. Many EMS system protocols prohibit transporting patients in hand cuffs or other forms of hard restraints, and providers must resort to soft restraints to help keep a violent patient safe. Without sedation, these patients can harm to themselves, up to and including cardiac arrest in significant excited delirium. As a practitioner, I have seen patients who have broken soft restraints, dislocated shoulders and experienced serious derangements of blood pressure and heart rate.
The report provides an alternative view of these situations that, at first read, appears to paint a less flattering view of ketamine use by EMS personnel. Here are my top three takeaways from the report:
1. EMS does not blindly follow LE orders
First, it’s unlikely that EMS professionals blindly follow orders by law enforcement officers regarding a medical procedure. Clinical guidelines provide the framework for the administration of any medication in the out of hospital setting.
2. Ketamine administration is based on clinical, not criminal presentation
Second, ketamine is not administered to individuals because they are suspected of committing a crime. However, if there are stimulants or hallucinogens in the suspect’s blood stream that are causing a highly agitated state during which a crime is committed, the use of ketamine is a safe alternative to more significant, and potentially more harmful methods of control.
3. Restraints may be necessary to administer ketamine
Next, there is an implication that giving a patient ketamine after they have been restrained is somehow unwarranted. In the absence of some type of blow dart mechanism of injection, I’m not sure how else EMS providers are to administer the medication in a relatively safe manner. Hard restraints employed by law enforcement are a rapid and safe method of providing immediate control and helps to render a violent situation safer. Administering ketamine will create a safer approach to transferring a patient from the hard LE restraints to the soft restraints for EMS transport.
Moreover, the inference that somehow patients are suddenly docile or cooperative after being physically restrained is false. Patients continue to struggle, fight and resist efforts to calm down while in an agitated state. What is likely unreported is the dangerously hypertensive and tachycardia clinical state these patients are experiencing and unable to control in these situations.
What we can learn from the media portrayal of ketamine administration
There are other issues with this report. However, there are a few lessons that EMS providers should take from this article:
1.Document everything. Documentation in these situations must be extensive. I’m certain that the patient care reports provide adequate recording of the circumstances requiring ketamine administration: Why was the patient sedated?
What was the order of control?
What were the patient's observable condition and vital signs before and after restraint?
What were the reassessment findings?
What was not/could not be recorded or assessed due to the clinical presentation?
2.Maintain professionalism at all times. The increasing use of recording devices by public safety personnel increases the likelihood that comments and actions can be taken out of context. A three-second audio clip does not reflect the 45 to 60 minutes of patient contact time with violent patients. Maintain professional communication and behavior at all times, even under these highly stressful situations.
About the author
Art Hsieh, MA, NRP teaches in Northern California at the Public Safety Training Center, Santa Rosa Junior College in the Emergency Care Program. An EMS provider since 1982, Art has served as a line medic, supervisor and chief officer in the private, third service and fire-based EMS. He has directed both primary and EMS continuing education programs. Art is a textbook writer, author of "EMT Exam for Dummies," has presented at conferences nationwide and continues to provide direct patient care regularly. Art is a member of the EMS1 Editorial Advisory Board. Contact Art at Art.Hsieh@ems1.com https://www.ems1.com/ketamine/articles/384957048-Ketamine-a-safer-option-for-agitated-patients-and-providers/?NewsletterID=998922&utm_source=iContact&utm_medium=email&utm_content=Exclusives1LeftTitle&utm_campaign=EMS1Member&cub_id=[cub_id]


Ojo de Águila: Ketamina en el estatus epiléptico refractario by EMSWORLD 

06/13/2020
Peter Antevy, MD, and Eric Scheppke, BS 

Ojo de Águila es una nueva columna que tiene como autores a los principales médicos y directores médicos de los SEM que forman parte del Consorcio de Directores Médicos de SEM de los municipios metropolitanos de EE. UU. (“Águilas”) que representan las ciudades clave y de carácter internacional más importantes en Estados Unidos. Cada mes discutirán los temas más recientes y hallazgos de vanguardia en la atención en la medicina de emergencias.

Su paciente, un hombre de 45 años todavía está convulsionando después de 10 mg de Midazolam IM, pero aún se encuentra a 20 minutos de la sala de emergencias del hospital más cercano. Un control rápido del paciente indica que la glucosa en sangre es de 120 mg/dl, y su saturación de oxígeno es del 88% al aire ambiente. A pesar de los movimientos tónico-clónicos generalizados, abres su vía aérea y colocas una mascarilla con reservorio de no reinhalación mientras tu compañero lucha por colocar una IV. El historial médico del paciente es positivo para el trastorno convulsivo crónico tratado con Levetiracetam. Su última crisis convulsiva fue reportada hace seis meses. 

¿Qué haría hoy en día en su agencia si este fuera su paciente? ¿Cuáles son las consecuencias del estatus epiléptico refractario en niños y adultos?

El ensayo RAMPART (Rapid Anticonvulsant Medication Prior to Arrival Trial), es un ensayo clínico prehospitalario aleatorizado doble ciego de 2011 en el que se reconoce que la interrupción temprana y rápida de la actividad convulsiva por parte de los paramédicos es de suma importancia. Estudios anteriores demostraron una tasa de mortalidad a 30 días para el estado epiléptico del 20% y, en pacientes con estado epiléptico refractario (Refractory Status Epilepticus, RSE por sus siglas en inglés), solo el 20% tuvo buenos resultados neurológicos.1,2 Mientras que la tasa de mortalidad es más baja en niños, la morbilidad secundaria a malos resultados neurológicos es alta.3 De los 893 sujetos inscritos en RAMPART, las convulsiones se resolvieron en el 73.4% de los sujetos que recibieron Midazolam IM, en comparación con el 63.4% de los que recibieron Lorazepam IV. Los pacientes que aún presentaban convulsiones recibieron medicamentos de rescate, sin embargo, el 18.5% del grupo de Midazolam y el 25.8% del grupo de Lorazepam todavía estaban convulsionando a su llegada al servicio de urgencias.4

Está claro que la finalización rápida y temprana del estado epiléptico es importante. Estos pacientes corren un gran riesgo debido a su ausencia de reflejo nauseoso, falta de impulso respiratorio y susceptibilidad a la broncoaspiración. Las convulsiones prolongadas tienen como consecuencia hipertermia, hipoglucemia, hipoxia cerebral y muerte neuronal, que luego producen los malos resultados descritos en la literatura. La mayoría de los medicamentos anticonvulsivos de primera línea funcionan a través de su efecto sobre los receptores GABA del cerebro. Las convulsiones de duración prolongada limitan la efectividad de las terapias GABA-agonistas, es decir benzodiacepinas, porque la cantidad disponible de GABA-receptores del cerebro disminuye a medida que avanza la convulsión (por ejemplo, la regulación negativa de los GABA-receptores).

La mayoría de las agencias del SEM llevan benzodiazepinas como el único tipo de medicamento terapéutico para tratar al paciente que se convulsiona, lo que dificulta la efectividad del tratamiento estándar de los pacientes refractarios. Históricamente, la única respuesta ha sido conducir más rápido y llevar al paciente a una sala de emergencias, donde se infunden medicamentos de segunda línea como Levetiracetam, Fosfenitoína y Valproato para detener la convulsión. Sin embargo, un estudio de 2019 en el New England Journal of Medicine mostró que, en pacientes con estado epiléptico, estos tres medicamentos fueron efectivos solo en el 45 a 47% de los casos, probablemente porque también funcionan en la regulación negativa de los GABA-receptores.5

El mensaje aquí es claro: las convulsiones deben detenerse rápidamente para evitar sus secuelas perjudiciales, la morbilidad y mortalidad asociadas. Sin embargo, tampoco es práctico exigir que las ambulancias de soporte vital avanzado lleven medicamentos adicionales de segunda línea, lo que conlleva altos costos y complejidades de administración.

Ketamina al rescate

Una vez considerada solo para anestesiólogos y prohibida para pacientes con lesión cerebral traumática, la ketamina ha superado numerosos obstáculos durante las últimas dos décadas para alcanzar prominencia en los SEM.

Primero se consideró para uso prehospitalario cuando el delirio exacerbado (ExDS, siglas de Excited Delirium) se convirtió en una emergencia médica reconocida que requería restricción química en lugar de someter físicamente al paciente. La ketamina actúa rápidamente, se administra fácilmente por vía intramuscular, mantiene los reflejos de las vías respiratorias y proporciona estabilidad hemodinámica sin una preocupación significativa por el compromiso de las vías respiratorias. Las agencias del SEM en todo Estados Unidos adoptaron rápidamente el medicamento para su uso en ExDS en lugar de las benzodiacepinas.

En 2014, los investigadores encontraron que la Ketamina a sedado con éxito el 96% (50/52) de pacientes violentos o agitados con pocos efectos secundarios significativos.6 Poco después, el uso prehospitalario de ketamina aumentó significativamente para pacientes violentos y agitados en todo el país, y esto finalmente creó una familiaridad que condujo a un papel ampliado dentro del SEM. El medicamento ahora se usa para el control del dolor, secuencias rápida y retardada de intubación (RSI/DSI por sus siglas en inglés, respectivamente), asma severo y sedación por muchos profesionales del SEM, con pocos efectos secundarios reportados.

En el ámbito ambulatorio, la ketamina también se usa para la enfermedad de células falciformes, la distrofia simpática refleja e incluso la depresión crónica. Y justo cuando se pensó que no quedaba piedra sin remover, el médico de urgencias de Florida, Ken Scheppke descubrió otra oportunidad: oculto a plena vista estaba el mecanismo de acción de la ketamina como un antagonista de NMDA, que, combinado con un uso temprano (prehospitalario), fue un momento de esos como cuando dices "¡Ajá!" que condujo a su inclusión en 2017 en los protocolos del Cuerpo de Bomberos del Condado de Palm Beach y el Departamento de Bomberos de Coral Springs-Parkland.

¡Es el Receptor, Estúpido!

El Midazolam es la benzodiazepina más utilizada en el SEM debido a su inicio rápido y vida media corta. Los GABA-receptores son el principal blanco de las benzodiacepinas y de muchos otros medicamentos anticonvulsivos, sin embargo, cuanto más duran las convulsiones, más receptores tienen regulación negativa, lo que hace que los agentes posteriores sean ineficaces.

¡Métele Ketamina! Lo que ha sido estudiado esporádicamente como un último esfuerzo en el entorno hospitalario para el estado epiléptico refractario, y generalmente solo después de que el paciente haya estado convulsionando durante horas o días a pesar del uso de numeroso de otros medicamentos. Los receptores NMDA son particularmente importantes, ya que a diferencia de los GABA-receptores que desaparecen, los receptores NMDA se regulan al alza durante el Status Epiléptico. En lugar de unirse al GABA-receptor, la ketamina bloquea el receptor NMDA regulado al alza, lo que resulta en el cese de la actividad convulsiva.

Teniendo en cuenta los datos históricos que demuestran mejores resultados en RSE con un tratamiento más temprano, los protocolos de los departamentos de Florida fueron diseñados para detener rápidamente las convulsiones en pacientes antes de llegar a la sala de urgencias. El protocolo de ketamina requiere 1 mg/kg IV durante dos minutos (máximo 100 mg) o 3 mg/kg IM (máximo 300 mg) en adultos y pediátricos. Cuando se administra IV, la dosis de ketamina apropiada para la edad se mezcla en una bolsa de solución salina normal de 50 ml y se abre completamente, imitando un bolo IV lento y minimizando los posibles efectos secundarios. La dosificación intramuscular es sencilla y sin complicaciones.

Un estudio piloto prometedor

Los resultados del primer estudio prehospitalario para evaluar el uso de ketamina después del fracaso de la dosis parenteral máxima de Midazolam para detener la actividad convulsiva se informaron en la reunión de 2020 de la Asociación Nacional de Médicos de SEM. Con un volumen combinado superior a 165,000 llamadas al año entre los dos departamentos, durante un período de 2 años y medio, fueron atendidos 22 pacientes consecutivos con RSE. Un prometedor 95.5% logró el resultado primario de la resolución del RSE después de una dosis parenteral única de Ketamina. El caso atípico tuvo una reducción significativa de la actividad convulsiva, pero tuvo actividad tónico-clónica residual al llegar a la sala de urgencias. Todos los pacientes se recuperaron por completo y fueron dados de alta del hospital sin complicaciones.

Las benzodiacepinas como el Midazolam continúan siendo los medicamentos de primera línea utilizados por el SEM para tratar a los pacientes. Sin embargo, si los resultados positivos de este estudio piloto son una indicación, es posible que pronto veamos otra recomendación formal para el uso de ketamina. 

Referencias

1. Logroscino G, Hesdorffer DC, Cascino G, Annegers JF, Hauser WA. Short-term mortality after a first episode of status epilepticus. Epilepsia, 1997; 38(12): 1,344–9. 

2. Treiman DM, Meyers PD, Walton NY, et al. A Comparison of Four Treatments for Generalized Convulsive Status Epilepticus. N Engl J Med, 1998; 339(12): 792–8.

3. Maegaki Y, Kurozawa Y, Hanaki K, Ohno K. Risk factors for fatality and neurological sequelae after status epilepticus in children. Neuropediatrics, 2005; 36(3): 186–92.

4. Silbergleit R, Lowenstein D, Durkalski V, Conwit R; Neurological Emergency Treatment Trials (NETT) Investigators. RAMPART (Rapid Anticonvulsant Medication Prior to Arrival Trial): a double-blind randomized clinical trial of the efficacy of intramuscular midazolam versus intravenous lorazepam in the prehospital treatment of status epilepticus by paramedics. Epilepsia, 2011; 52 (suppl 8): 45–47.

5. Kapur J, Elm J, Chamberlain JM, et al. Randomized Trial of Three Anticonvulsant Medications for Status Epilepticus. N Engl J Med, 2019; 381: 2,103–13.

6. Scheppke KA, Braghiroli J, Shalaby M, Chait R. Prehospital use of IM ketamine for sedation of violent and agitated patients. West J Emerg Med, 2014 Nov; 15(7): 736–41.

Peter Antevy, MD, es director médico del SEM para el Departamento de Bomberos de Coral Springs, Davie Fire Rescue, Southwest Ranches y American Ambulance en Florida. Es miembro de la junta asesora editorial de EMS World.

Eric Scheppke, BS, es un escriba de emergencias para Tallahassee Memorial Healthcare en Tallahassee, Florida. Se graduó en 2019 de la Florida State University.

https://www.emsworld.com/article/1224502/ojo-de-aguila-ketamina-en-el-estatus-epileptico-refractario


ICTUS Todos los PDF Gratis DERRAME CEREBRAL / ATAQUE CEREBRAL 
https://emssolutionsint.blogspot.com/2018/07/ictus-todos-los-pdf-gratis.html

CODIGO INFARTO IAM Infarto Agudo al Miocardio Ataque al Corazon: Todos los PDF Gratis 
https://emssolutionsint.blogspot.com/2018/07/codigo-infarto-iam-todos-los-pdf-gratis.html




Dr Ramon REYES, MD,
Por favor compartir nuestras REDES SOCIALES @DrRamonReyesMD, así podremos llegar a mas personas y estos se beneficiarán de la disponibilidad de estos documentos, pdf, e-book, gratuitos y legales..




Older Post Newer Post

Newsletter

I agree to subscribe to updates from Shoptimized™

Categories

B. Dupont Purchased 2 minutes ago from Los Angeles, CA
2
C. Santos Purchased 1 minute ago from Chicago, IL
5.11 FLEX TacMed Pouch
D. Kim Purchased 1 minute ago from Houston, TX
5.11 FLEX Tourniquet Pouch
E. García Purchased 2 minutes ago from Phoenix, AZ
5.11 UCR TacReady Headrest Pouch
F. Müller Purchased 2 minutes ago from Philadelphia, PA
Abdominal Aortic and Junctional Tourniquet-Stabilized (AAJT-S)
G. Rossi Purchased 2 minutes ago from San Antonio, TX
Adjustable Flange Nasopharyngeal Airway
H. Martinez Purchased 1 minute ago from San Diego, CA
Adult Bag Valve Mask
J. López Purchased 1 minute ago from Dallas, TX
Altama OTB Maritime Assault Boot - Low Height
K. Nowak Purchased 1 minute ago from San Jose, CA
Altama OTB Maritime Assault Boot - Mid Height
L. Müller Purchased 2 minutes ago from Austin, TX
AMBU Perfit ACE Adjustable Cervical Extrication Collar
M. Ivanova Purchased 2 minutes ago from Jacksonville, FL
Amphibious Trauma Kit
N. Andersen Purchased 2 minutes ago from Fort Worth, TX
Army CLS Resupply Kit (CLS™)
O. Fischer Purchased 2 minutes ago from Columbus, OH
Backpack Accessory Pouch Kit - 4 Color
P. Bernard Purchased 2 minutes ago from Charlotte, NC
Ballistic Soft Panel for Plate Carrier
S. Schmidt Purchased 2 minutes ago from San Francisco, CA
Bandage Fill Kit
T. Kowalski Purchased 1 minute ago from Indianapolis, IN
Bandage Shears
X. Martinez Purchased 1 minute ago from Seattle, WA
Bard-Parker Safety Scalpel #10
Y. Ahmed Purchased 2 minutes ago from Denver, CO
Basic Field Surgical Airway Kit w/ET Tube
Z. Khan Purchased 2 minutes ago from Washington, DC
Beacon Chest Seal - Occlusive/Non-Vented
A. Ali Purchased 2 minutes ago from Boston, MA