Pequeño Pez del Amazonas temido por los hombres Candirú "pez vampiro de Brasil". Canero (Vandellia cirrhosa)

Jul 14, 22
Pequeño Pez del Amazonas temido por los hombres Candirú 'pez vampiro de Brasil'. Canero (Vandellia cirrhosa)



Candirú

¿Es verdad que el pez candirú se alimenta de genitales humanos?
Josh Gabbatiss
BBC
11 enero 2016


De todos los habitantes de la cuenca del Amazonas, no hay ninguno tan temido como el pequeño pez conocido como candirú.

Desde que capturó la atención de la comunidad científica a principios del siglo XIX, esta criatura ha ocupado los recovecos más oscuros de la imaginación popular.

La razón se debe al supuesto hábito del candirú a introducirse en el pene humano, aferrándose con afiladas púas, para desde adentro darse un banquete, una historia lo suficientemente aterradora como para mantener durante días tus piernas bien cruzadas.

Esta historia se ha contado en todas partes; desde documentales de la BBC y Planeta Animal, a episodios de TV como Anatomía de Grey.


En internet abundan foros con referencias de este pez, con detalles espeluznantes sobre lo que hace, como que pone huevos en la vejiga y cosas por el estilo.

Es como para poner la piel de gallina, pero lo que no está claro es si es cierto.

"En todo el Amazonas, durante más de cien años, se ha contado la historia de un pez que tiene el asombroso hábito de penetrar la uretra de los bañistas, particularmente si se orinan cuando están en el agua".

Así empieza el ensayo de Eugene Willis Gudger, publicado en 1930 en el American Journal of Surgery.

Si bien este documento destaca como la verdadera biblia del candirú, en la que se recogen y analizan informes que datan desde 1829, se basa mayormente en la especulación, la histeria y la leyenda urbana.

El primer reto es identificar el pez.

El Amazonas es hogar de innumerables especies de bagre, muchas de ellas diminutas, y virtualmente transparente que a lo largo de los años se les ha señalado como candirú.

A la que por lo general se le señala como la culpable es la Vandellia cirrhosa de cinco centímetros de largo.

Es conocida por hospedarse en las agallas de un pez más grande, alimentándose de su sangre y en general haciendo su vida miserable.

A pesar de sus hábitos vampíricos, estos parásitos son insignificantes en las vastas profundidades del Amazonas.

Sin embargo, es aquí exactamente donde la historia empieza a tener un brusco giro hacia el ámbito de la especulación.

En los típicos primeros relatos del siglo XIX se describe al candirú como un pez "muy pequeño", pero cuyo único fin es "hacer el mal".

Tal melodrama es descrito por un puñado de exploradores europeos que se encontraban con gente de la Amazonía y quienes eran entretenidos con historias de la vida real del monstruo del río.

En estas crónicas se describía a las comunidades locales viviendo en terror por un pez capaz de infligir el dolor más intenso que se pueda concebir.

Allí se decía que estas criaturas eran más temidas que las feroces pirañas, que también habitan en esas aguas.

Los autores se centran en la vulnerabilidad de los penes para ser atacados, quizás porque todos ellos eran hombres.

Aunque muchos enfatizan en que el pez no hace discriminación y también puede entrar por la vagina o el ano.

Aun peor, algunos escritores afirman que el candirú puede saltar del agua y ascender vigorosamente por el chorro de la orina para alcanzar su objetivo de introducirse en la uretra.

También hay historias de candirús mordiendo y rompiendo la piel para meterse en el cuerpo.

Quizás lo más aterrador de todo sea los remedios que se ofrecen para sacarse este pez del cuerpo.

Mientras que hay quienes recomiendan un baño de agua caliente, o una infusión de hierbas capaces de disolver el pez, el veredicto es prácticamente unánime: la mejor forma de librarse del parásito es eliminando todo el miembro.

"Es la única forma de evitar que llegue a la vejiga, donde causa inflamación y finalmente la muerte, es amputando el pene", escribió en su momento George Albert Boulenger, quien fue curador de Peces en el Museo Británico a principio del siglo pasado, en una descripción de un viaje hecho por uno de sus colegas.

"En Tres Unidos, el doctor Bach examinó a un hombre y tres chicos cuyos penes fueron amputados (sic) como resultado del horrible incidente", se lee.

Lo cierto es que a pesar de todas estas descripciones gráficas de mutilaciones genitales, ninguno de estos escritores presenció el ataque de un candirú.

Existen decenas de informes del siglo XIX y principios del XX sobre el comportamiento del candirú, pero todos se apoyan en el rumor.

El problema para corroborar estas historias ha sido la dificultad del estudio mismo del pez, pues provocar el ataque a un humano puede implicar la misma muerte del sujeto y si se aísla a esta criatura en un tubo de ensayo, no habría forma de verificar su modus operandi.

La idea más convincente para para corroborar esta historia es poner a prueba al pez con fluidos químicos como el amoníaco que es lo que sueltan algunos peces por sus branquias y es la forma que tienen los candirú para localizar a sus presas.

De ser así, la urea podría ser lo suficientemente parecida como para confundir a estos parásitos y hacerlos que naden por la corriente de la orina.

En 2001, Stephen Spotte y sus colegas de la universidad de Connecticut en Avery Point decidieron poner a prueba esta idea, sin tener que arriesgar los genitales de nadie.


Ellos razonaron que debido a que los candirús se pueden alimentar exitosamente en un agua fangosa y turbulenta, muchas veces en la noche, sugiere que tienen refinadas adaptaciones sensoriales que les permite detectar sabores y olores característicos de su presa.

Los investigadores compararon el comportamiento del candirú cuando se les presentaba un pez vivo con sustancias químicas atrayentes, como el amoníaco.

Sus hallazgos fueron bastante concluyentes: el candirú pareció completamente desinteresado de cualquier señal química, y respondió con gusto ante la señal de un delicioso pez dorado.

Así que ante la ausencia de cualquier razón cuantificable de por qué un candirú confundiría a un humano con comida, se requiere ver algún ejemplo bien documentados de ataques de candirú.

Sin embargo, en las últimas décadas, sólo ha habido un informe sólido de ataque de candirú.

Fue en el año 1997. En Manaos, la aislada capital del estado brasileño de Amazonas, fue llevado un paciente con un candirú en su uretra.

Tras varias horas de cirugía, el urólogo Anoar Samad logró extraer el pez arrastrándolo de vuelta a través del pene del infortunado paciente.

El incidente fue publicado por Samad y es el único ejemplo de primera mano que se tiene en la literatura médica.

Esto bien podría ser el fin de la historia, si no hubiera sido por un hombre.

Stephen Spotte, quien realizó el experimento de atracción química y se reunió con Samad en 1999 para discutir el incidente.

Spotte es la única persona que se ha dedicado seriamente a investigar el mito del candirú.

Fotos, videos, espécimen y más dudas
Cuando se acercó a Samad, este le presentó fotos, un video de la operación e incluso un espécimen preservado.

A pesar de todo esto, Spotte tenía sus reservas sobre la historia.

En primer lugar porque el paciente insistió en que el candirú había ascendido por su corriente de orina antes de aferrase violentamente en su uretra.

Esto puede ir en concordancia con las historias de los viajeros; pero según el biomecánico John Bertram, de la Universidad de Calgary, en Alberta, Canadá, es evidentemente ridículo.

"Para nadar por la corriente de la orina, el pez debe hacerlo más rápido que la fuerza del chorro y salirse del agua en contra de la gravedad", explica Bertram.

"En cualquier caso, incluso si el candirú pudiera nadar en contra de la corriente, tendría que quedarse completamente dentro de la orina, lo que sería difícil".

Básicamente, la idea de que un candirú puede nadar hasta meterse dentro de un pene de esta forma no es solo poco probable, sino que va en contra de las leyes de dinámica de fluidos.

También está el espécimen. No solo Samad preservó con orgullo un pez demasiado largo, sino que no muestra señas de haberse insertado en ninguna parte.

El doctor afirma que tuvo que cortarle las espinas al pez, lo que tuvo que ser crucial para remover el pez, pero el pez preservado estaba inmaculado.

A pesar de que según Spotte "el paciente ni siquiera sabía lo que era un candirú, por lo que es difícil creer que lo inventara", las probabilidades de que alguien sea atacado por un candirú mientras orina en el Amazonas es en su opinión "casi lo mismo que ser alcanzado por un rayo al mismo tiempo que eres mordido por un tiburón".



Pez candirú: ¿un monstruo de río?
2 mayo 2022
pez-candiru
La experiencia de bañarse en un río nunca vuelve a ser la misma tras conocer la existencia del pez candirú. Sobre él se ha construido todo un mito que lo presenta como poco menos que un monstruo sádico, capaz de introducirse en la uretra de sus víctimas y enquistarse en busca de alimento.

Su presa habitual son otros peces, aunque los locales de las zonas que habita aseguran que, en ocasiones, también ataca a los humanos. Pero, ¿es esto cierto o solo un cuento de niños? 

Características del candirú, el vampiro de las aguas
Recibe nombres como “pez palillo” o “candiro azul”, pero, si los habitantes del río pudieran ponerle nombre, probablemente escogerían el de “pesadilla”. La ciencia ha querido bautizarlo como Vandellia cirrhosa y lo ha catalogado como una especie parasitaria de agua dulce, que tiene justo el disfraz perfecto para cometer sus atrocidades.

El pez candirú es pequeño, de entre 1 o 20 centímetros de longitud, y tiene una forma alargada y translúcida. Al ser prácticamente transparente puede pasar desapercibido para sus presas, a las que espía desde las profundidades de las zonas con más corriente.

El pez candirú es un parásito que utiliza sus espinas para adherirse a las presas

Cuenta con una especie de espinas que despliega en sus ataques. Con ellas se adhiere a sus víctimas cuando se propone usarlas para sus festines una vez que se encuentra en su interior. Los desgraciados objetivos no suelen sobrevivir a estas acometidas. A pesar de que el candirú termina saliendo de su cuerpo, el organismo de los peces acaba demasiado dañado.

pez-candiru
Un menú por asalto
La referencia al vampirismo quizá te haya dado una pista. Y es que, efectivamente, lo que come el pez candirú es sangre. El banquete es agradable para él y desgraciadamente para nadie más. Si le rugen las tripas, aguarda hasta que percibe el agua que su presa expulsa por las branquias. Entonces inicia el ataque, y lo hace rápido.

En un abrir y cerrar de ojos, se introduce por este conducto y se pega a sus paredes desplegando sus espinas. Sin embargo, su técnica se parece menos a la de Drácula que a lo que verías en un hospital: es como una transfusión de sangre, porque perfora la arteria y pasa la sangre a su propio sistema circulatorio.

Perfora la arteria de sus víctimas para alimentarse con su sangre

La comilona le da cierto color a su piel y, satisfecho, se desprende. Los peces quedan malheridos y la leyenda popular dice que también deben temerlo los humanos. Veamos qué hay de verdad en esto.


Del mito a la realidad: ¿puede un candirú entrar por la uretra?
En las zonas de las que es autóctono, se suele aconsejar a los bañistas que no se sumerjan desnudos o que se tapen el orificio del pene. El candirú, dicen, se alimenta de genitales humanos y puede introducirse por error en estos conductos causando grandes dolores.

No obstante, las investigaciones científicas que se han hecho hasta ahora no han avalado el mito. Ni la atracción que este animal sentiría por la urea (presente en la exhalación de los peces y en la orina humana) ni la confusión que puede llevarle a considerar como presa a las personas si estas hacen pis en el agua han llegado a demostrarse.

Se cuenta que el candirú se siente atraído por la urea, pero las investigaciones lo han desmentido

Solo se registró un ataque en los años 90, el de Silvio Barbosa, pero ni siquiera este accidente en la región de Manaos se considera fidedigno. Los especialistas recomiendan reservarse el miedo para otros animales que (confirmado) sí dañan a las personas, como los cocodrilos o las anacondas, sobre los que puedes aprender largamente con el Curso de Técnico de Animales Exóticos de Nubika.


¿Dónde vive el pez candirú?
Incluso aunque fuese verdad que atacase a los humanos, no tendrías que preocuparte salvo en lugares muy concretos del planeta. Puedes respirar tranquilamente porque esta especie exótica no vive en España ni, de hecho, en ningún país europeo.

El candirú es un pez parásito del Amazonas y se distribuye a lo largo del río que lleva su nombre. Concretamente, es posible encontrarlo en Perú, Colombia, Ecuador, Bolivia y Brasil. Prefiere las aguas turbias y suele permanecer largos periodos de tiempo en el fondo del río.



Una familia peligrosa: los parientes del pez candirú
El pez candirú pertenece a la familia de los Siluriformes. Dentro de este orden podemos encontrar todo tipo de especies, con multitud de tamaños y características.

La mayoría, sin embargo, posee espinas afiladas, barbas o dientes. Además, todos suelen ser de agua dulce y tienen un gusto común por el lecho de los ríos.

Los Siluriformes se dividen a su vez en dos ramas, que presentan los siguientes rasgos:

Aríidos: tienen forma de pez, con hueso en la cabeza y una aleta dorsal que les ayuda en sus inmersiones. Son de mediano tamaño y muchos son venenosos.
Plotósidos: se parecen más a una anguila que a un pez, por lo menos en su parte trasera en forma de cola. Usan sus bigotes para encontrar alimento y también pueden vivir en agua salada.
Algunos de los animales que se encuentran dentro de este grupo son el siluro o el pez gato. No se parecen demasiado a un candirú, pero ya sabes lo que dicen: ¡no se escoge la familia!


¿MITO O REALIDAD?

Candirú: la historia del pez del Amazonas que entra por el pene

Desde hace siglos cuentan que el candirú puede nadar contracorriente, en plan salmón, e introducirse a través del orín de un hombre o de una mujer para comerse sus genitales por dentro.

Javier Pérez Rey | @javierperezrey
 Madrid
Publicado: 25.01.2016 08:57
Actualizado: 25.01.2016 08:57

Hemos leído sobre él en 'El club de la lucha' de Chuck Palahniuk, y escuchar su historia puede quitar las ganas de orinar en el mar o en el río a más de una persona. El candirú, “pez palillo de dientes” o “pez vampiro”, es un pequeño y temible pez que habita en la cuenca del Amazonas y del que se dice que le atrae la orina humana, con la intención de penetrar por la uretra, el conducto por el que se expulsa el contenido de la vejiga.

Un artículo publicado en 1930 en 'The American Journal of Surgery' cuenta lo siguiente: “A lo largo del valle del Amazonas se cuenta desde hace más de un siglo la historia de un pez que tiene la extraña habilidad de penetrar por la uretra de los bañistas, hombres y mujeres”. Una vez dentro se pegaría un festín a costa del ser humano, con el terrible e insoportable dolor que ello conlleva. O eso parece...

Artículo publicado en 1930

 

La publicación no hace otra cosa que hacerse eco de lo recogido en leyendas populares que se transmitían oralmente, pero es algo que se ha amplificado en documentales y en los mentideros de internet. Dicen que se aferra con sus púas al conducto del pene o la vagina, en plan vampírico, o que pone sus huevos en el interior.

Esta obsesión del candirú fue recogida en el siglo XIX por varios europeos. Un botánico alemán fue el primero en documentarlo. Después, el británico George Albert Boulenger sugirió que la mejor manera de acabar con el parásito era la amputación del miembro, para evitar la inflamación de la vejiga y el fallecimiento. Ya casi en nuestros días cuenta la BBC que hay decenas de informes de finales del siglo XIX y principios del XX que hablan de estos hechos, citando a otros médicos locales o rumores de los habitantes de la zona.

El único ataque 'real' conocido hasta la fecha

Con todo, existe sólo un caso documentado de 'ataque' de candirú. En 1997 un hombre afirmó que el pez saltó desde el agua y se insertó en su uretra mientras orinaba desde fuera del río. Fue intervenido y toda la operación fue documentada, incluso los restos de los peces guardados en formol.

Stephen Spotte, un investigador de la Universidad de Connecticut analizó los materiales de la operación, concluyendo que el salto sería imposible sin alterar las leyes de la física. ¿Cómo iba a nadar más rápido, sorteando la gravedad del chorro de orina, sin desafiar la gravedad?

Spotte afirmó también que el animal no tiene capacidades físicas (dentadura recta o apéndices para abrirse camino). Además, se conservaron todos los dientes intactos al extraerlo, tal y como se cuenta en el libro 'Dark banquet' de Bill Schutt.

Es más, lejos de su mundo acuático, estos pequeños seres no tendrían oportunidad de sobrevivir en un conducto casi tan estrecho como su cuerpo, por lo que sería un comportamiento suicida.

Pero aún faltaba por determinar por qué decían que el candirú se sentía atraído por el orín humano. Según relata el artículo de la BBC citado anteriormente, se pensaba que se asemejaba al líquido que expulsan los peces por las branquias.

Spotte decidió analizar este hecho y publicó un artículo en 'Enviromental Biology of Fishes' en 2001 al respecto. Expusieron a estos peces a un poco de amoníaco, que hizo las labores de la urea, y a otros peces con colores muy vivos. Los candirús pasaron de largo de las sustancias químicas y se lanzaron a por la otra presa.

Lo cierto es que Spotte logró, con mucha paciencia y análisis, desmontar científicamente una superstición que todo el mundo había tomado como cierta. Lo recogió en su libro 'Life and Legend of the Bloodsucking Catfishes'. Al final todo es una leyenda urbana. Como la del agua de las piscinas que cambia de color cuando alguien se hace pis dentro... aunque esta última es más embarazosa y da menos repelús que la del 'temible' candirú.


Los falsos temores de ataques del candirú a seres humanos

Vista al Mar Categoría: Peces extraños Read Time: 8 mins Publicado: 01 Julio 2013Visto: 26943
pez candiru
Cuentan que se introduce en la uretra mientras se orina en aguas de la región amazónica
El candirú, por lo que se dice, es un pequeño pez delgado y resbaladizo que entrará en una uretra humana del que se atreve a orinar en las aguas superficiales de la región amazónica de América del Sur (supuestamente el pez se siente atraído por la urea en la orina).
Una vez dentro, cuentan, el pez se ancla con sus espinas, chupa la sangre y los tejidos, incluso roe, lo que resulta en un dolor insoportable. Algunas fuentes afirman que, si tienen la oportunidad, el pez también entrará en la vagina o en el recto.

El candirú, al parecer, no puede volver a salir de un huésped humano, y no puede ser eliminado por las espinas - por lo que este pequeño pescado hace un daño terrible, que lleva a la laceración, hemorragia, destrucción de la vejiga, la amputación del pene, hasta la muerte!

Por qué las esponjas marinas están subestimadas
'Simplemente mueren': la enfermedad de la banda amarilla causa estragos en los arrecife...
Casi todo sobre el cocodrilo de agua salada
Las ballenas árticas enfrentan una mayor amenaza climática que los osos polares
Cuatro datos sobre las gaviotas que harán que te enamores de estas implacables ladronas...
Leer más...
pez candirú (Vandellia spp.)

Busca "candirú" en Internet y verás las muchas historias que existen sobre este pez.

Estos relatos exquisitamente horribles mezclan el miedo a las aguas desconocidas con nuestro total desprecio de los parásitos, para producir una pesadilla sin duda peor que el ataque de la piraña, mordedura de serpiente, o la malaria.


La buena noticia es que, incluso con millones de personas que viven en la Amazonia y millones de turistas que cada año la visitan, simplemente no existen casos bien documentados de infestación por el candirú - contrariamente a las historias de horror que se pueden ver y escuchar en la televisión y en Internet.


Un documento de 2013 titulado "candirú – A Little Fish With Bad habits: Need Travel Health Professionals Worry? A review" publicado en el Journal of Travel Medicine, explora la historia y la evidencia científica de los ataques del candirú en los seres humanos. Su autor Irmgard L. Bauer escribió:

"Yo había oído hablar de vez en cuando de esto, no a través de los sitios web horribles, sino en la literatura - también la literatura médica lo menciona - pero en mi opinión, no hay nada que fundamente los rumores".

El Dr. Bauer encontró que los cuentos del candirú empiezan en algún momento del siglo XIX, con la primera historia atribuida a Carl Friedrich Philipp von Martius. Desde allí, el sendero nos lleva a través de exploradores, naturalistas (incluyendo Alfred Russel Wallace), médicos, misioneros, científicos y escépticos. En última instancia, sin embargo, la cantidad de pruebas no son un poco más que anécdotas y rumores.


"La mayoría de los informes", escribe el Dr. Bauer en su artículo, "son, de hecho, repetidos una y otra vez sobre la base de las mismas historias ya descritas en otras partes... siendo casi imposible identificar a los testigos oculares originales de los ataques del candirú...".

La verdad sobre el candirú

pez candirú se introduce en las branquias de otro pezAunque el pez culpado más frecuentemente por ataques a humanos es una especie de bagre, el Vandellia cirrhosa, el término candirú (alternativamente bagre lápiz, bagre vampiro o carnero) en realidad se refiere a un grupo de bagres parásitos que no han sido bien estudiados.

Las afirmaciones de que se sienten atraídos por la orina, chupan la sangre y sobreviven dentro de un huésped humano se basan en suposiciones y anécdotas imaginarias a largo de los siglos. Esto es lo que sabemos:

El Vandellia spp. normalmente ingiere la sangre de otros peces. El bagre (o pez gato) ataca introduciéndose en la abertura branquial y sujetándose cerca de un importante vaso sanguíneo. Jansen Zuanon e Iván Sazima estudiaron los hábitos de alimentación de varias especies de pez gato vampiro, incluyendo al V. cirrhosa, y reportaron sus hallazgos en un artículo de 2004 en el Journal of Ichthyology and Aquatic Biology ("Vampire Catfishes Seek the Aorta, not the Jugular: candirús of the Genus Vandellia [Trichomycteridae] Feed on Major Gill Arteries of Host Fishes”). Los investigadores observaron que los peces parecen usar sus espinas para anclarse en las aberturas branquiales de los peces huespedes pero, en vez de chupar la sangre realmente, laceran la arteria y se alimentan de la sangre del huésped que bombea a través de la herida. La alimentación toma menos de dos minutos y medio, y a continuación, el candirú sale del anfitrión.

Su introducción en una uretra humana sería tan devastador para el pez como lo sería para el ser humano. Este es un ambiente muy diferente del de las branquias de los peces y, como el Dr. Bauer afirma en su documento, "en la uretra, sin oxígeno disponible y sin espacio para nadar, es poco probable que el pez sobreviva aunque sea unos minutos".

Evidencia de ataques del candirú a humanos

pez candirú se introcude en la uretra al orinarDoscientos años después de que apareciera el primer informe aterrador del candirú todavía no tenemos ninguna prueba sólida que merezca credibilidad. Sin embargo, existe un caso reportado por el urólogo Anoar Samad del Hospital Adventista de Manaus en Brasil, pero el caso no está documentado lo suficiente como para constituir una prueba.

Sobre este caso, el Dr. Bauer dijo:

"Creo que cualquier interpretación es poco sólida... lamentablemente, el Dr. Samad no aporta ninguna prueba verídica de su afirmación ... El pez ha desaparecido, las fotos podrían ser falsas... en este momento, no se pueden confirmar las afirmaciones".

Los investigadores no han demostrado cómo localiza el candirú la apertura de las branquias de su pez huésped, pero es cierto que la urea es excretada por los peces a través de sus branquias, y por los seres humanos en la orina. También es posible que el movimiento del líquido hacia fuera a través del orificio atraiga al pez.

Zuanon y Sazima observaron y documentaron a un candirú penetrando con éxito en la fosa branquial posterior de un pez huésped (por donde también expulsa agua) y hacer una comida de sangre.

Estos autores escriben:

"La entrada en la branquia es causada probablemente porque el bagre estaba hambriento desde hace cinco días. Esto puede arrojar algo de luz sobre los informes ocasionales de que los candirú entren en orificios del cuerpo que no sean las cámaras branquiales..., y tal vez también los que se refieren a la penetración muy inusual en la uretra humana...".

Los temores a bañarse por la infestación del candirú

De las pruebas sabemos que el candirú nada a veces, por así decirlo, en la corriente equivocada, pero parece que los ataques a seres humanos, si es que ocurren, son infinitamente raros - tal vez una vez cada cien años más o menos.

Recursos:

Bauer, Irmgard L. candirú – A Little Fish With Bad habits: Need Travel Health Professionals Worry? A Review. (2013). Journal of Travel Medicine. 20:2.

Hara, Toshiaki J., and Zielinski, Barbara. Fish Physiology: Sensory Systems Neuroscience. (2007). Elsevier Academic Press.

Zuanon, Jansen and Sazima, Ivan. (PDF) Vampire Catfishes Seek the Aorta, Not the Jugular: Candirus of the Genus Vandellia (Trichomycteridae) Feed on Major Gill Arteries of Host Fishes. (2004). Journal of Ichthyology and Aquatic Biology. 8:1.

Samad, Anoar. Candiru Inside Urethral. [sic] Urology Clinic.

Etiquetas: Bagre • Vampiro • Uretra • Sangre





El Candirú, el pez vampiro de Brasil. El Candirú o Canero (Vandellia cirrhosa) es un pez de agua dulce pertenecientes al grupo de bagres. La especie crece entre 5 y  15 cms de largo y 4 a 5 milímetros de ancho. Tiene la forma de una anguila y es casi totalmente transparente, lo que es casi imposible ver en el agua.
Un candirú es un rápido y poderoso nadador; su textura es lisa y viscosa, con dientes afilados y espinas apuntando hacia atrás en su papada. El Candirú se encuentra principalmente en los ríos Amazonas y Orinoco, y tiene una reputación entre los nativos como el pez más temido en sus aguas.
Hay tres principales especies de Candirú: El Candiru-açu, una especie de tamaño palillo de dientes, normalmente se introducen en los peces más grandes, y el Candirú ballena es un carroñero que sólo prefiere alimentarse de peces muertos. A pesar de que viven en el río, como la mayoría de los carroñeros no les gusta el sol y tienden a enterrarse en el barro y la arena del fondo del río por debajo de troncos y rocas.
El Candirú es un parásito. Su modus operandi es simple y cruel, sigue las corrientes, y cuando detecta un pez se mete en sus agallas con las espinas alrededor de su cabeza se aferra y luego perfora a los pescados hacia adentro, mientras extrae su sangre.
El candirú y se alimenta de la sangre mediante el uso de su boca como un aparato de sorber y mientras roe la carne con los largos dientes en su mandíbula superior. A continuación, desengancha sus aletas y se hunde hasta el fondo del río para digerir su comida. La alimentación de la sangre ha llevado a ganarse el apodo: el pez vampiro del Brasil.
Sin embargo, la razón de que el Candirú es más temida por los seres humanos se debe a que es el único vertebrado conocido como parásito de los humanos. Los peces se dice que es adicto al gusto y el olor de la orina humana. Cuando los hombres están orinando en el rio, el Candirú es guiado por el olor, y en un segundo se hunde en la uretra, y luego se aloja en algún lugar del tracto urinario con sus espinas. La sangre se extrae, y la candirú se atiborra de la sangre y por ello debe ser retirado mediante una operación, por el tamaño que el pez logra luego de alimentarse.
Una vez dentro del cuerpo, corroen las membranas mucosas y los tejidos hasta que la hemorragia podría acabar con él o el anfitrión (el humano). SI se logra atrapar antes que se introduzca en la uretra es imposible sacarlo hacia atrás, porque su pico se extiende como un par

Candirú el Pez Vampiro

Con un tamaño aproximado de unos 6 centímetros (aunque se han encontrado ejemplares de 22 cm.) el candirú (Vandellia cirrhosa) se podría catalogar como uno de los seres más escalofriantes del planeta. Este pequeño pez de la familia de los siluros, también conocidos como peces gato es el único vertebrado que parasita al hombre.

Su cuerpo casi trasparente dentro del agua y su velocidad nadando le hace prácticamente indetectable cuando uno se encuentra dentro de un rio. El problema con este "animalito" surge por
la atracción por los compuestos nitrogenados de la orina tanto humana como animal.
Normalmente el candirú se alimenta de la sangre de otros peces, su modo de ataque consiste en entrar por las agallas de los otros peces y una vez alli fijarse con sus ganchos, el paso siguiente es producir una herida con sus poderosas mandíbulas y succionar la sangre de la víctima parasitando desde el mismo interior del cuerpo del animal que le "hospeda", de ahí viene la denominación de "Pez Vampiro" con el que también se le conoce.

Para el hombre y otros animales que se adentren incautos en las aguas del Amazonas y rios amazónicos el problema no es menor, este despiadado animal se siente especialmente atraido por el olor de la orina y la menstruación femenina y si no se toman las medidas oportunas penetrará por los agujeros del cuerpo, normalmente el conducto uretral (ya sea por la vagina o el pene), aunque se han dado casos de ataques por el ano.

Como protegerse del CandirúLos indígenas suelen advertir a los exploradores de los riesgos de tomar un baño desnudo en las aguas habitadas por el candirú. En zonas selváticas donde la disponibilidad de mesas de operaciones y cirugía es tan limitada existen dos formas de acabar con los problemas que causa el candirú. El modo más radical consiste en tener que amputar el pene del afectado antes de que el candirú le cause una hemorragia interna tan grande que le pudiera causar la muerte, el otro sistema aunque menos traumático no está verificado y se basa en la acción que según los indígenas produce usar el jugo de una planta selvática, que no sólo acaba con el intruso sino que es capaz de disolverlo por completo. Este método es incluso tan lento como llevar al paciente a un hospital por lo que eficacia no está 100% verificada.

Para protegerse de la amenaza del candirú los investigadores de la zona suelen hacer uso del condón cuando deben adentrarse en las aguas de rios sudamericanos.


Un caso clínico de ataque de Candirú a un Varón

"Caso clínico : Paciente de 23 años, sexo masculino, acude al servicio de Urgencias con extrema dificultad para orinar y sangrando por la uretra. Asegura que hace 3 días sufrió el ataque de un pez de la región amazónica conocido por el nombre de CANDIRÚ y que el mismo penetró a través de su uretra cuando estaba orinando dentro del río (...) Identificamos que el pez era de gran tamaño ocupando toda la uretra anterior y con afectación del esfínter urinario y músculo que controla la orina..."

Caso registrado en el Hospital Adventista de Manaus (de la Sociedade Portuguesa Beneficente do Amazonas).


EMS SOLUTIONS International. Marca Registrada N0375601. Casi 5M 5,000,000. Cinco millones de visitas by Dr. Ramon REYES, MD http://emssolutionsint.blogspot.com/2018/07/ems-solutions-international-marca.html

TOP 10 publicaciones mas Visitadas 

FORMULA DE PARKLAND. QUEMADOS: REGLA DE LOS NUEVES PARA ADULTOS, NIÑOS Y BEBÉS. Guía de Práctica Clínica para el cuidado de personas que sufren Quemaduras. Lund y Browder Quemaduras en niños


ESCALA DE COMA DE GLASGOW. Novedades


International Liason Committee on Resuscitation ILCOR 2015-2020 / The “Highlights of the 2015-2020 American Heart Association Guidelines for CPR and ECC “ / Summary of the main changes in the Resuscitation "Guidelines ERC GUIDELINES 2015" / Recomendaciones para la Resucitación 2015 del Consejo Europeo de Resucitación (ERC) 2015 / Principales novedades para las nuevas guías de RCP


SISMOS CENAPRED. MEXICO. Recomendaciones en Caso de Terremotos


SIGNOS VITALES POR EDADES: Presion (TENSION) Arterial, Frecuencia Cardiaca (LATIDOS, PULSOS), Frecuencia REspiratoria, Oximetria (SATURACION DE OXIGENO), TEMPERATURA CORPORAL


Pequeño Pez del Amazonas temido por los hombres Candirú "pez vampiro de Brasil". Canero (Vandellia cirrhosa)


Síndrome de maltrato infantil / Guía de actuación ante el maltrato infantil PDF gratis


VIUDA NEGRA "Latrodectus mactans". Araña Capulina. Compilacion by Dr. Ramon Reyes, MD


PSORIASIS GUIA RAPIDA PARA ATENCION PRIMARIA pdf. Gratis . INFOGRAFIA "TRIPTICO" VIDEO


EFECTOS NEGATIVOS DE LAS DROGAS MANUAL Y VIDEOS: heroina, fentanilo, and carfentanilo, morfina, BENFODIAZEPINAS, COCAINA, MARIGUANA (Cannabis).



Otros temas

MANUAL DE ATENCIÓN AL PARTO EN EL ÁMBITO EXTRAHOSPITALARIO. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. España



¿Qué es el parto velado "Parto Empelicado" o nacer con bolsa intacta? by NATALBEN.com



Balística de las heridas: introducción para los profesionales de la salud, del derecho, de las ciencias forenses, de las fuerzas armadas y de las fuerzas encargadas de hacer cumplir la ley http://emssolutionsint.blogspot.com/2017/04/balistica-de-las-heridas-introduccion.html
Guía para el manejo médico-quirúrgico de heridos en situación de conflicto armado by CICR http://emssolutionsint.blogspot.com/2017/09/guia-para-el-manejo-medico-quirurgico.html


CIRUGÍA DE GUERRA TRABAJAR CON RECURSOS LIMITADOS EN CONFLICTOS ARMADOS Y OTRAS SITUACIONES DE VIOLENCIA VOLUMEN 1 C. Giannou M. Baldan CICR http://emssolutionsint.blogspot.com.es/2013/01/cirugia-de-guerra-trabajar-con-recursos.html


Manual Suturas, Ligaduras, Nudos y Drenajes. Hospital Donostia, Pais Vasco. España http://emssolutionsint.blogspot.com/2017/09/manual-suturas-ligaduras-nudos-y.html


Técnicas de Suturas para Enfermería ASEPEYO y 7 tipos de suturas que tienen que conocer estudiantes de medicina http://emssolutionsint.blogspot.com/2015/01/tecnicas-de-suturas-para-enfermeria.html


Manual Práctico de Cirugía Menor. Grupo de Cirugia Menor y Dermatologia. Societat Valenciana de Medicina Familiar i Comunitaria http://emssolutionsint.blogspot.com/2013/09/manual-practico-de-cirugia-menor.html

Protocolo de Atencion para Cirugia. Ministerio de Salud Publica Rep. Dominicana. Marzo 2016 http://emssolutionsint.blogspot.com/2016/09/protocolo-de-atencion-para-cirugia.html
Manual de esterilización para centros de salud. Organización Panamericana de la Salud http://emssolutionsint.blogspot.com/2016/07/manual-de-esterilizacion-para-centros.html




COMPARTIR: Mas 400 MANUALES Y LIBROS EN PDF GRATIS, sin trucos para descargar... https://www.facebook.com/pg/DrRamonReyesMD/photos/?tab=album&album_id=620883388254594

Dr Ramon REYES, MD,
Por favor compartir nuestras REDES SOCIALES @DrRamonReyesMD, así podremos llegar a mas personas y estos se beneficiarán de la disponibilidad de estos documentos, pdf, e-book, gratuitos y legales..

Grupo Biblioteca/PDFs gratis en Facebook

https://www.facebook.com/groups/PDFgratisMedicina #DrRamonReyesMD

Facebook
https://www.facebook.com/DrRamonReyesMD

Instagram
https://www.instagram.com/drramonreyesmd/

Pinterest
https://www.pinterest.es/DrRamonReyesMD/

Twitter
https://twitter.com/eeiispain

Blog
http://emssolutionsint.blogspot.com/2016/12/dr-ramon-reyes-diaz-md-emt-t-dmo.html

TELEGRAM
Group https://t.me/joinchat/GRsTvEHYjNLP8yc6gPXQ9Q





Leave a Comment

Like articles like this one?

Join our Email List and get the latest TCCC/TECC/TEMS news bulletins, articles, product releases, and more!

Free Delivery

On all orders over $99 within CONUS and to APO/FPO

Easy Returns

We're here to help! Satisfaction Guaranteed

Knowledgeable Staff

Ready to assist you at a moment's notice

Safe& Secure Checkout

World’s most advanced and secure website encryption.